Skip Navigation

Vacuna contra COVID-19 para pacientes

  • collage of employees receiving COVID-19 vaccinations - 2

    Dana-Farber proporciona la vacuna contra la COVID-19 al personal clínico y no clínico que interactúa con nuestros pacientes. Sabemos que, al principio, la cantidad de vacunas será limitada por lo que no tendríamos detalles del plan para la distribución de la vacuna para los pacientes de Dana-Farber hasta febrero o más adelante.


  • El estado de Massachusetts todavía está elaborando un plan definitivo para establecer cómo y cuándo será distribuida la vacuna contra la COVID-19. En Dana-Farber estamos colaborando con el estado y nuestros asociados para la asistencia médica con el fin de asegurar que, tanto el personal como los pacientes que sean elegibles, reciban la vacuna en las primeras etapas de su distribución.

    Hasta el momento consideramos que los pacientes con cáncer serán incluidos en los primeros grupos que recibirán la vacuna, sin embargo, todavía no sabemos cuándo sucederá. Confiamos en que habrá un suministro disponible de vacunas a comienzos del 2021. Sabemos que, al principio, la cantidad de vacunas será limitada por lo que no tendríamos detalles del plan para la distribución de la vacuna para los pacientes de Dana-Farber hasta febrero o más adelante.

    Los expertos en servicios médicos y salud pública, tanto federales como estatales, recomiendan que la vacuna sea distribuida primero a los trabajadores de la salud y a los residentes de tercera edad que viven en asilos y otros establecimientos de cuidados a largo plazo. Posteriormente la vacuna se distribuiría a los trabajadores esenciales y a personas que tienen un mayor riesgo de desarrollar enfermedades serias debido al COVID-19, tales como pacientes con cáncer y personas mayores de 65 años.

    Hay varios candidatos prometedores que pueden manufacturar la vacuna, como Pfizer, Moderna y otros más. Cuando cualquiera de estas vacunas esté disponible seguiremos los lineamientos de la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés) que cuenta con un sistema bien desarrollado y seguro para avalar que todas las vacunas sean lo más seguras posible. Actualmente hay muchos ensayos clínicos que están evaluando las vacunas contra COVID-19 con el fin de determinar de la mejor manera su seguridad y su efectividad.

    Translated FAQ, to be added to bottom of this page: https://www.dana-farber.org/covid-19-facts-and-resources/coronavirus-covid-19-informacion---espanol/vacuna-contra-covid-19-para-pacientes/

    Preguntas frecuentes sobre la vacuna de COVID-19 para pacientes con cáncer

    ¿Cuándo voy a poder recibir la vacuna?
    Hasta el momento todavía no ha comenzado la vacunación para pacientes o para el público en general, ya que el primer grupo al que se le dio prioridad es al de los trabajadores de la salud, el personal que responde a emergencias y aquellos que viven en instalaciones de cuidados a largo plazo y residencias grupales. Tenemos la esperanza de que muy pronto ya contaremos con las vacunas para nuestros pacientes.

    ¿Sería posible que recibiera la vacuna de la COVID-19 antes que el público en general?
    Debido a que el cáncer y los tratamientos de cáncer aumentan el riesgo de complicaciones de la COVID, los pacientes con cáncer están incluidos en el segundo grupo para aquellos a los que se les recomienda recibir la vacuna, y los pacientes deberían recibirla en cuanto esté disponible, lo cual sería muy pronto.

    ¿Por qué no pueden ser más específicos con respecto a cuándo se distribuirá la vacuna de la COVID-19?
    El estado de Massachusetts aún está elaborando el plan final para determinar cómo y cuándo será distribuida la vacuna. El Dana-Farber está trabajando junto con el estado y nuestros asociados de cuidados de la salud para asegurar que nuestro personal y los pacientes elegibles sean incluidos en las primeras etapas de la distribución de la vacuna.

    ¿Qué vacuna me va a tocar?
    Tanto la vacuna de Pfizer como la de Moderna han sido ya autorizadas para uso de emergencia por la Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA, por sus siglas en inglés), y ambas son casi idénticas en su efectividad y seguridad. Hasta el momento estas son las únicas dos vacunas que han sido aprobadas y ambas están siendo distribuidas y administradas a personas en todo el país.

    ¿La vacuna será segura?
    El proceso de supervisión que lleva a cabo la FDA constituye el criterio de referencia estándar de seguridad para los medicamentos y las vacunas. Nosotros confiamos en dicho proceso de la FDA. La seguridad de las vacunas ha sido rigurosamente estudiada a través de ensayos clínicos y grupos independientes de asesores científicos. Los datos demuestran que los beneficios conocidos y potenciales de las vacunas exceden a los daños conocidos y potenciales de estar infectado con SARS-CoV-2, que es el virus que causa la enfermedad de COVID-19.

    ¿Los pacientes con cáncer deberían recibir la vacuna de COVID-19?
    Sí. Nosotros recomendaríamos que los pacientes con cáncer reciban la vacuna. No hay razón para pensar que la vacuna es menos segura para pacientes con cáncer que para aquellos que no lo tienen. Algunos tratamientos para el cáncer pueden alterar la capacidad del paciente para desarrollar una respuesta inmune, lo cual puede reducir parte de los beneficios o afectar el momento de la vacunación. Los pacientes con cáncer deben tratar este tema con sus oncólogos.

    Prácticamente todos los pacientes con cáncer deberían poder recibir la vacuna pronto y nos gustaría empezar a administrarla tan pronto como nos sea posible.

    ¿Qué pasaría con los pacientes inmunocomprometidos?
    En este momento no hay muchos datos para saber cómo responderían a la vacuna los pacientes que están sumamente inmunocomprometidos (por ejemplo, aquellos que recientemente tuvieron un trasplante de células madre). Aunque tenemos razones para creer que la vacuna sería segura para estos pacientes es posible que la vacuna no funcione tan bien por un tiempo. Los pacientes deben conversar con sus doctores acerca de cuándo sería el mejor momento para recibir la vacuna.

    ¿La vacuna afectaría mi tratamiento de cáncer?
    No. Hasta ahora no hay datos que sugieran que la vacuna pueda afectar su tratamiento de cáncer. Sin embargo, si tiene alguna preocupación debe comunicársela a su oncólogo.

    ¿Si soy un paciente de Dana-Farber, recibiría mi vacuna de Dana-Farber o de otro lugar?
    Una vez que el estado nos permita continuar a la fase II en la administración de la vacuna, anticipamos que administraremos la vacuna a nuestros pacientes. Estamos trabajando junto con el estado para definir estos planes.

    ¿Si no recibo la vacuna estaría corriendo un mayor riesgo de contagio?
    Si. Usted tendría un mayor riesgo de contraer la COVID-19 comparado con alguien que sí ha recibido la vacuna. Dependiendo de su tipo de cáncer o de los tratamientos que recibe podría también correr el riesgo de enfermarse más gravemente. Nosotros seguimos tomando las mismas medidas de precaución que establecimos al principio de la pandemia y continuaremos asegurándonos de que nuestro entorno sea lo más seguro posible para todos los pacientes y el personal. Le pedimos encarecidamente a todos que se pongan la vacuna en cuanto sean elegibles para recibirla.